Descubre la coloración “Balayage” en La salá

En La Salá Style Room llevamos años usando la conocida técnica del Balayage para coloración de cabellos y su relevancia no ha bajado ni un poco con el paso del tiempo. La técnica también conocida como “coloración a mano alzada” sigue de moda y, teniendo en cuenta sus ventajas, a nosotros no nos pilla de sorpresa. Descubre la coloración Balayage una técnica que desde el 2016 no se ha bajado del podio de las peluquerías.

A pesar de que usando esta técnica también se puede conseguir un efecto similar a las mechas californianas, estas últimas han pasado a un segundo plano. El Balayage consigue lo que se pretende lograr con unas californianas, pero dándole un toque mucho más natural, sin dejar de ser pensado al detalle.

Si uno de nuestros clientes entra en La Salá Style Room en Gijón y menciona la palabra “coloración” junto con la palabra “natural” nos es imposible no sugerirle un tratamiento de Balayage.

Sin ser del todo asimétrico, ya que nunca se intenta dar percepción de caos en el cabello, logra que dé esa sensación de naturalidad que todo el mundo busca. Con esta técnica, además, eres tú quien decide si quieres que la coloración incluya la raíz o si prefieres dejar tu color natural en la base del pelo.

Ventajas del Balayage

Sobra decir, como ya hemos hecho, que la naturalidad y el alejarse de lo visiblemente sintético es un de los puntos fuertes de esta técnica de peluquería, pero desde luego no es la única.

El Balayage permite (y a veces consiste en ello) usar no solo una tonalidad sino varias, dando así la opción de destacar y dar brillo en los puntos que más le interese a tu cabello. Si juntamos esto con su semi asimetría podemos imaginar lo difícil que resulta a simple vista notar las raíces en el pelo de alguien que haya usado este método de coloración.

Cada mecha es un mundo en esta técnica francesa; cada una puede ser distinta tanto en color como en longitud del color, lo que nos lleva a otra de las grandes ventajas: no requiere tantos cuidados y preocupaciones como el resto de las coloraciones.

Las distintas tonalidades del Balayage

Ser rubia o ser morena no es en ninguno de los dos casos contratiempo para que podamos realizar el procedimiento de moda en tu cabello. Esto último también podríamos incluirlo en la sección de ventajas y a continuación te explicamos el por qué.

El Balayage es tan flexible en cuanto a color natural del pelo base como a su longitud que se podría decir que, con una aplicación por parte de profesionales como los de La Salá Style Room en Gijón, puede mejorar el aspecto de cualquier cabello.

mejor balayage en gijon

En ocasiones, y siendo esta la técnica perfecta para esa función, se puede usar como paso previo o paso intermedio antes de un cambio total de color de cabello. Si consideras que pasar de rubia a morena puede ser un cambio muy brusco, o viceversa, el Balayage puede ayudarte a que el proceso sea mucho menos extremo.

De todas formas, el llamado “bronde” suele ser el objetivo, más o menos marcado, de las que eligen este proceso de coloración.

El término “bronde” viene de una mezcla de las palabras “blonde” y “brunette, rubio y moreno en inglés respectivamente. No es difícil pensar en un ejemplo de este tipo de color ya que entre las famosas es algo más que común.

Si el proceso viene de un tono rubio el cabello ganará un color más interesante y con matices, y si viene de tonos más oscuros como el castaño hará que se llene de un brillo natural que enfatice las zonas que mejor vengan a su forma.

Si te interesa esta coloración, pero no tienes claro algún detalle no dudes en consultar nuestra página de servicios o contactar directamente con nosotros.

Es importante recalcar que a pesar de que lo más común sea ese efecto “bronde”, el Balayage, como ya hemos dicho, es una coloración todo terreno. Un pelo negro carbón también podría someterse a este tratamiento para, por ejemplo, darle unos brillos efecto caoba o incluso azulado a nuestro cabello.

Si por el contrario quieres que esos brillos en cabello negro sean más sutiles bastaría con usar dos tonos más claros que tu color natural. Parece un cambio leve pero tu pelo gana en naturalidad y brillo de una manera que no te esperas.

Las mechas en tonos azulados, morados o rojos son las que más se suelen usar; un tono oscuro pide colores que destaquen más que él.

La experiencia hace que en La Salá sepamos exprimir estas ventajas al máximo y nos encantaría que fuera con nosotros con quien decidieras probar o volver a usar la técnica del Balayage. Nosotros ponemos las manos profesionales, tú solo tienes que sentarte y disfrutar del resultado. Pásate por La Salá Style Room en Gijón y compruébalo tú misma.