Ya son muchas las veces que os hemos hablado de coloraciones en nuestro blog de peluquería, pero esta vez queremos hacer hincapié en las babylights y no solo usarlas como ejemplo. ¿Ya habías oído hablar de ellas? Diferenciar entre babylights, balayage y melting solo es complicado si no te lo han explicado bien; hoy queremos que el apartado de las babys te quede claro con todos los detalles. Luz, volumen, brillo, movimiento, naturalidad… Son muchas las palabras que describen esta técnica. Además, cada pelo es un mundo y saben adaptarse perfectamente a cada caso particular.

Dejamos los adjetivos a un lado para centrarnos en lo importante: ¿qué son las babylights? Papel, boli y a por ellas.

Babylights: la técnica de coloración

El trato personalizado es uno de los pilares de nuestra peluquería en Gijón, y también podemos apoyarnos en él para hablaros de las babylights. En esta técnica de coloración cada caso marca el camino a seguir. Consiste en aclarar el tono del cabello con mechas muy finas y suaves, unos tonos por debajo del de la base. Su nombre viene heredado de esos brillos que el pelo tiene cuando somos pequeños, que parecen invisibles y que sin embargo consiguen cambiar por completo nuestro aspecto capilar.

Nuestro salón lleva viendo durante los últimos años cómo las babylights crecen en popularidad entre nuestras clientas y, aunque podríamos decir que en 2022 parece que han encontrado su mejor año, no nos atrevemos a ponerle tope a su crecimiento. Sus compañeras de podio, el balayage y el melting, le siguen la estela en un terreno que parece que dominarán durante los próximos años. ¿Ya has probado alguna de ellas de la mano de nuestras profesionales? Nuestra recomendación: llámanos o pásate por nuestra peluquería en Gijón y déjate aconsejar para decidirte por la técnica que más partido le vaya a sacar a tu cabello.

Tipos de Babylights

Como os decíamos, hay tantos tipos de Babylights como cabellos únicos, pero os vamos a hacer una pequeña lista con las variedades que engloban las últimas tendencias de esta técnica de coloración.

Babylights caramelo

¿Tienes el pelo castaño y quieres darle brillo y luminosidad sin que eso te suponga un cambio radical? En ese caso lanzarse a los brazos del tono caramelo es más que un acierto. Cada vez queda más claro que relacionar mechas con tonos rubios exclusivamente es un error. La sutilidad de los castaños claros sobre una base marrón ayuda incluso a generar una mayor sensación de volumen.

Rubio muy claro con tonos ceniza

Aquí toca moverse a pelos más claros, rubios o castaños sin demasiada profundidad. En el caso de estas babylights la luminosidad se hace más evidente, pero no por ello pierde sutilidad el efecto. Hay rubios que por el hecho de ser tan claros parece que no necesiten este tipo de técnicas, pero los detalles y sensaciones que generan las babys son dignas hasta del pelo menos oscuro.

La profundidad de las Babylights Chocolate

Recurrir a esta coloración no siempre va a significar una necesitad de brillo o de claridad, en muchas ocasiones lo que podemos estar buscando es potenciar aún más un tono con el que estamos cómodas. Las babylights chocolate son muy demandadas en nuestro salón por clientas con tonos castaño oscuro que quieren algo diferente, que pueda realzar el rostro y también el pelo. Pues… ¡Bingo! Acierto total.

Diferencias con melting y balayage

Es muy sencillo distinguir entre estas 3 coloraciones así que vamos al grano. El balayage consiste en pinceladas irregulares de color, el melting en un suave fundido de color de raíz a puntas y las babylights en lineas finas de colores de otra tonalidad. Así de fácil. De todas formas tenemos un artículo de nuestro blog de peluquería en Gijón donde os lo detallamos por si queréis ahondar un poco más en el tema: diferencias entre balayage, melting y babylights.

¿Decidida a probar la coloración de moda? En La Salá Style Room te asesoramos sin ningún compromiso sobre todo lo que pueda potenciar tu pelo y tu imagen a través de nuestras técnicas. ¿Nos vemos pronto por aquí?