El mundo de las trenzas es mucho más amplio de lo que puede uno pensar. La cantidad de variedades de estilo, de forma o de tamaño es muy extensa y solamente el gusto personal de cada una determina si es el perfecto. En La Salá Style Room tenemos una amplia experiencia en este tipo de peinados y queremos usar este post para mostrarte unas cuantas posibilidades para que puedas elegir la trenza que mejor te va.

La trenza clásica nunca falla

Es un error pensar en la típica trenza de 3 cabos asumiendo que es aburrida o demasiado básica. Muchas veces tenemos el peinado perfecto a un simple paso de nosotras y por eso mismo nunca debemos descartar ideas tan pronto. Queremos ser la peluquería en Gijón que te redescubra un clásico de las trenzas.

Esta trenza puede aportar tanto elegancia como naturalidad, y además siempre está a nuestro alcance. Si el proceso de creación de esta trenza se realiza en peluquería se consiguen evitar las imperfecciones que siempre solemos achacar a la trenza de 3 cabos.

El tamaño de la trenza suele ser muy parecido en todos los casos, recogiendo el pelo por detrás de la cabeza o a partir de una coleta, pero jugar con él nos aportará muchos matices. Un buen ejemplo son las mini trenzas, que se adaptan a cualquier parte del cabello. El contraste entre el pelo natural y el trenzado marcan la diferencia.

Trenza de espiga

Sin salirse de lo clásico también podemos recurrir a la trenza de espiga, también conocida como trenza de pez. La única diferencia entre esta y la trenza básica es que esta última es un poco más elaborada. Debido a esta complejidad extra, la trenza de espiga luce más elegante.

El estilo de este peinado es similar en todos los cabellos, lo único que lo hace distinto es tu gusto. Al poder jugar con lo despeinada que prefieres la trenza, la tensión que tenga o el volumen que ocupe es fácil darle un toque personal a tu trenza.

Trenza francesa

La seña de identidad de la trenza francesa es su posición más cercana al cuero cabelludo. Al ser trenzas más “ceñidas” fijan el pelo (melenas largas incluidas) y le restan movimiento. Para momentos en los que se necesite una mayor fijación que acabe con balanceos molestos o mechones por la cara es el tipo ideal de trenza.

Es muy común ver este estilo de trenzas en peinados de novia para su boda. La perfección duradera que asegura la tensión de esta variedad es ideal para aguantar intacta en un día en el que todo son ojos y objetivos.

Los cabellos cortos no tienen por qué estar reñidos con las trenzas si estas son al estilo francés. El hecho de que se elaboren desde la raíz del pelo hace que no exijan longitud en exceso.

En nuestra peluquería en Gijón vemos todas la razones por las que nuestras clientas escogen la trenza francesa. Es divertido poder decir que recomendamos la trenza francesa para casarse, para bailar y para hacer deporte. ¡Versatilidad pura en forma de trenza!

Microtrenzas

El tamaño importa (y mucho) en el mundo de las trenzas de pelo y las microtrenzas, como dijimos en el primer apartado, pueden ser un buen recurso para darle un look divertido y diferente a tu pelo.

La manera en la que se suelen usar o elegir estas trenzas suele ser acorde al estilo del resto de tu pelo. Es decir, en una melena suelta su intención es adornarla sin salirse de la línea que ella misma marca.

Un buen resumen para las microtrenzas sería: “perfectas para cambiar tu pelo sin cambiar tu estilo”.

En La Salá Style Room adoramos las trenzas y por eso queremos elegir junto a ti la trenza que mejor le vaya a tu pelo. Tú pones las ideas y nosotros la experiencia para ejecutarlas. Pásate por nuestro local y dale un cambio de estilo a tu cabello con una trenza.